Matricaria

  • Matricaria, es yerba que cría la tierra de la propia suerte, que cría la artemisa, y son, como quien dice, de la propia virtud, y ambas dos señaladas para el mal de madre; y no menos estimada la matricaria en este particular: sus flores, y aun sus hojas, picadas, y puestas en los dientes, o a la oreja de la parte donde duelen, les quita el dolor, porque hace destilar por la boca el humor. (Lecciones de agricultura).
Posted in Aliados naturales | Tagged | Leave a comment

Acederas y pimpinela

  • Nacen las acederas, y pimpinelas con grande abundancia, por los prados, y si queréis sembrarla, sea en la Primavera, en tierra gorda, y quieren al principio mucho riego; y trasplantadas, dejarlas después a su discreción, no temen el frío, el hielo, ni el agua, aunque sea con abundancia: las hojas de la acedera asadas entre el rescoldo, tienen virtud singular para resolver e1 humor de los ojos: su simiente pulverizada, y bebida en agua, o con vino, cura la disentería, o cámaras de sangre; puesta dicha yerba con vinagre, y comida por la mañana en ayunas es preservativa para la peste: sus hojas picadas, y puestas encima de los pulsos, mitigan el ardor de las calenturas: la pimpinela que se cría en los huertos, se come en ensalada; la cual tomada en bebida, es singular remedio para el flujo de sangre, y el menstruo de las mujeres, y el flujo de vientre; y también es buena para desecar las llagas, y úlceras, aplicándolas en forma de emplasto, y es muy estimada en tiempo de peste: dícese, que usando mucho esta yerba, preserva de enfermedades peligrosas. (Lecciones de agricultura).
Posted in Aliados naturales | Tagged , | Leave a comment

Mostaza

  • Dícese de la mostaza, que quiere la tierra gorda; siémbrese en el Invierno, no muy espesa, y quiere el riego a menudo; y en las tierras donde ella se cría, es muy dificultoso sacarla de ella, porque su simiente, se conserva en la tierra cinco años, y cuanto más nueva, es mejor para sembrar, y también para comer: se conoce su bondad, gustándola entre los dientes; si es verde dentro, es buena, y si se mostrase blanca, es señal que es añeja, y ésta no es buena para sembrar, ni para comer, será bueno trasplantarla, y si la queréis para simiente, no lo hagáis de ningún modo; es la mostaza caliente, y seca en el cuarto grado: la simiente picada, y puesta debajo de la lengua, vale mucho para la perlesía de la lengua, y para cualquiera otra parte, poniéndola en el lugar enfermo, con un taleguito lleno de ella, en que primero haya hervido con buen vino: el polvo de ella tomado por las narices, purga las superfluidades del celebro: su decocción, apacigua el dolor de los dientes, procediendo de frialdad, y bebida, rompe la piedra de la vejiga y provoca al menstruo a las mujeres: el aceite de la simiente de la mostaza, es excelente para la gota ciática, y también para la debilidad de los miembros. (Lecciones de agricultura).
Posted in Aliados naturales | Tagged | Leave a comment

Corazoncillo

  • Corazoncillo, es la yerba, que por otro nombre llaman yerba de San Juan, y en latín hyperícón; quiere la misma tierra, que la madreselva: el zumo de sus hojas, y flores, cura las llagas: su simiente, bebida con vino blanco, preserva, y libra de las calenturas tercianas: sus flores, están muy en uso para sanar las heridas, golpes, y llagas, cual estén: tomareis del fruto del Olmo, que es un licor que se hace dentro de las hinchazones, que se hacen en sus hojas,y dando en dicha hinchazón con una punta de tijera, sale un licor como de trementina, y con estas flores del corazoncillo, y rosas, que estén para abrir, y puesto todo dentro de un vaso de vidrio con aceite, lo pondréis al Sol, hasta que esté consumido; después lo colareis, y lo conservareis para el uso de ello, para heridas, llagas, y golpes. (Lecciones de agricultura).
Posted in Aliados naturales | Tagged , , | Leave a comment

Madreselva

  • Madreselva, es aquella yerba que los boticarios llaman milefolium, y es mejor sembrarla, que plantarla; quiere la tierra seca, y pedrosa, y lugar quieto: el zumo de sus hojas, o simiente pulverizada, y bebida con vino blanco, tiene singular virtud contra las piedrezuelas, y arenas en los riñones. (Lecciones de agricultura).
Posted in Aliados naturales | Tagged | Leave a comment

Betónica

  • Esta yerba betónica, quiere ser sembrada en tierra húmeda, y fría, junto algunas paredes, para que le hagan sombra, porque no es muy amiga del Sol: su decocción hecha con vino blanco, quita el dolor de los riñones, rompe las piedrezuelas de la orina, y sana la ictericia: sus hojas amasadas, y aplicadas en forma de emplasto, cura muy presto las llagas de la cabeza: el emplasto hecho de sus hojas, y con manteca de puerco, hace abrir los carbunclos, y cualquiera fuerte de apostemas.
Posted in Aliados naturales | Tagged | Leave a comment

Valeriana

  • Valeriana, es yerba que quiere la tierra húmeda, y bien estercolada, y el riego a menudo: las mujeres, acostumbran a aplicar sus hojas a los pulsos de los que tienen calentura, mas como la valeriana sea caliente, antes la aumenta, que la mitiga; y así es más útil para el dolor de costado, y para provocar la orina, y también para la purgación de las mujeres. (Lecciones de agricultura).
Posted in Aliados naturales | Tagged | Leave a comment

Celidonia

  • Dícese de la celidonia mayor, que quiere cualquier tierra; el tiempo de sembrarla, es en febrero, dura dos años, y después que ha granado, se quiere cortar a dos dedos de la raíz: el zumo mezclado con miel, saca las cataratas de los ojos, y deseca las úlceras. (Lecciones de agricultura).
Posted in Aliados naturales | Tagged | Leave a comment

Cardo santo

  • El cardo santo, no tiene menos virtud, que la yerba Angélica, contra la peste, siendo tomada por dentro, o aplicada por fuera: el que tuviere calentura, ora sea cuartana, o terciana, la cual empiece con frío, la cura, tomando por la mañana tres onzas de agua de cardo santo, o su decocción, o el peso de un escudo de su simiente pulverizada: el mismo remedio, es bueno para el mal de costado: su decocción hecha con vino, es buena para quitar el dolor de los riñones, y la cólica, para matar las lombrices, y para hacer sudar: el cardo santo, ora sea verde, o seco, tomado por dentro, o aplicado por fuera, cura las úlceras malignas; y para esto ordenan los Médicos, que se mezcle en las decocciones, que se hacen para el morbo gálico con esta yerba. (Lecciones de agricultura).
Posted in Aliados naturales | Tagged | Leave a comment

Angélica

  • La angélica, es una yerba, que se debe sembrar en tierra bien cavada, y regada medianamente: su raíz, es excelente para la peste, y todo género de veneno: el que tuviere un pedazo de su raíz en la boca, o por la mañana haya bebido una taza de vino, en la cual haya estado infundido un pedazo de raíz, no será en todo aquel día inficionado de aire corrupto: las hojas de esta yerba, picadas, y amasadas con hojas de ruda, y miel, aplicado en forma de emplasto en la mordedura de perro rabioso, ó de la serpiente, la curará: dicha yerba, puesta en la cabeza del que tuviere calentura, le quitará el ardor de ella. (Lecciones de agricultura).
Posted in Aliados naturales | Tagged | Leave a comment