Hipo

Tratamiento:

Tesoro de medicinas. Gregorio López:

  • Dígase al paciente alguna cosa de admiración, ò espanto súbito.
  • También suele aprovechar doblar el dedo del corazón, y apretarlo,
  • ò comer un poco de anís,
  • ò echarle ventosa en el estomago,
  • ò beber vino, ò agua;
  • si es de haber purgado mucho, denle caldos de Ave con yemas de huevos, y unos granos de almaciga,
  • ò colgarle al cuello corales, que toquen al estomago.
    Nota. O es de repleción, ò es de inanición, (esto es) si ha purgado mucho; si es de repleto el estomago, no se aplique la ventosa, tome zumo de agraz, ò de granadas. Salzedo.
    Nota. El hipo, o procede de repleción, ò de evacuación; y así habrá ocasión donde convenga, à unos nueva de alegría à otros de tristeza, conforme fuere la causa, por lo cual será mejor valerse de otros remedios antes. Brizuela.
This entry was posted in Remedios. Bookmark the permalink.

Leave a Reply