Comino

  • Si queréis tener buen comino, lo has de sembrar en tierra gorda, y que le dé el Sol, cuando se va a poner; y en el principio de Mayo, se debe sembrar, y quiere ser regado luego, y después de nacido, muy a menudo: su simiente tomada por la boca, resuelve las ventosidades, y quita la dificultad de la orina: para quitar la señal de algún golpe, o la cicatriz sin llaga, es bueno aplicarle encima, polvos de comino sutiles, y bien calentados al fuego. (Lecciones de agricultura).
This entry was posted in Aliados naturales and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply