Culantro

  • Cuando sembrares el culantro, tomarás la simiente más añeja que hallares, porque nace mejor; quiere la tierra gorda, y húmeda: el uso excesivo del culantro trae dolor de cabeza, y enturbia el celebro: comido después del pasto, ayuda a la digestión, y disipa las ventosidades: amasado con vinagre, y esparcido encima de la carne, la preserva de corrupción: su simiente, provoca el menstruo a las mujeres; y se dice, que tantos granos como tomaren de esta simiente, tantos días durará la purgación. (Lecciones de agricultura).
This entry was posted in Aliados naturales and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply