Artemisa

  • La yerba, llamada artemisa, quiere ser plantada en lugar seco: tiene singular virtud contra todas las enfermedades de la madre; porque sus hojas puestas dentro de un talego de lienzo, ó en forma de emplasto caliente, debajo del ombligo, provoca el menstruo, y sirve de remedio a la madre: sus hojas picadas, y mezcladas con aceite de almendras dulces, y aplicadas al estomago, le mitigan el dolor: cuando la mujer no puede parir, y le cuesta gran trabajo en extender la parte, no hay cosa mejor, que aplicarle debajo del ombligo, un emplasto hecho de esta yerba, cocida con harina de cebada; pero conviene quitarle luego: el zumo de ella, mezclado con yemas de huevos cocidos, manteca de puerco, y simiente de cominos todo junto, puesto en forma de emplasto encima de la madre, quita el dolor a las mujeres, después de haber parido. (Lecciones de agricultura).
This entry was posted in Aliados naturales and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply