Ortigas

  • Ortigas, son unas yerbas, que no tenemos que buscar el modo, y manera de sembrarlas; porque ellas, sin este trabajo, producen mucho: todavía no están sin algunas propiedades, y virtudes, así la que pica, como la que no pica: las hojas, y en particular, la raíz, de la que no pica, mojada, y puesta en la nariz, reprime el flujo de sangre de ella; lo mismo hace el zumo, fregándose la frente con él: las hojas de las que pican, picadas, y amasadas con un poco de mirra, y aplicadas, en forma de emplasto, encima del ombligo de las mujeres, tiene grande virtud de provocarlas al menstruo: el mismo zumo, bebido por cierto tiempo, hace orinar, y romper las piedrezuelas de la vejiga: aquellos que tienen tos con grande flema, y no la pueden sacar abundantemente, que tomen algún jarabe o decocción pectoral, y mézclele, el peso de medio escudo de simiente de ortigas, sutilmente pulverizada: tiene otra virtud la ortiga, que si la metéis en la olla de la carne, hará que cueza más presto. (Lecciones de agricultura).
This entry was posted in Aliados naturales and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply