Ojos que ven poco

Tratamiento:

Tesoro de medicinas. Gregorio López:

  • La hiel de la liebre, mezclada con azúcar, y estilada en los ojos, quita las marañas, que ofuscan la vista, y la clarifica;
  • ò zumo de hojas, y raíces de romero, echado en los ojos, los clarifica;
  • ò comer ruda;
  • ò eufrasia, comida, ò bebida su agua; ò lavar con ella los ojos;
  • ò zumo de hinojo, destilado en los ojos;
  • ò zumo de mostaza, aplicada con miel;
  • ò aceite añejo, aplicado como unción;
  • ò zumo de raíz de nabos, aplicado con azúcar piedra; ò zumo de cebolla con miel; ò la sangraza del hígado de cabra, que sale cuando asan, untando con ella en los ojos, y recibir el vapor, y aun comer el hígado;
  • ò la piedra que tiene la hiel de toro, molida muy sutil, y soplando con cañuto dentro de las narices;
  • ò en un cuartillo de buen vino echar un poco de trigo, y puesto a serenar en un vaso de vidrio, a la mañana colarlo, y echarle peso de tres tomines de atutía preparado, y usarlo;
  • ò un huevo, sacada la yema, llenarlo de agua rosada, mezclar, y lavar con ello;
  • ò untarlos con zumo de cardo santo, o de dragontea, ò el de betónica con vino;
  • ò gordura de tocino añejo, echado en agua, y puesto;
  • ò un huevo asado, y majado con cáscara, y todo con un poco de cardenillo, y deshecho en vino, estese un día natural, y después colarlo, y ponerlo en los ojos con una pluma;
  • ò poner sobre ellos dos tajadas de vaca a medio asar, y atarlas cuando vaya a dormir.
  • Para ojos lagrimosos, agua miel una parte, y ocho de agua clara, empapar en ella una esponja blanca, y aplicarla a los ojos muchas veces.
This entry was posted in Remedios. Bookmark the permalink.

Leave a Reply