Dolor de costado

Tratamiento:

Tesoro de medicinas. Gregorio López:

  • Beber cocimiento de eneldo,
  • ò cocimiento de violetas,
  • ò Aristolochia redonda , bebida con agua,
  • ò simiente de zanahorias, bebida con agua;
  • ò beber el ojimiel (el cual se hace de una parte de miel blanca, y dos de vinagre, y ocho de agua, que hierva todo junto)
  • 0 aceite de almendras dulces fresco, bebido;
  • 0 leche de Cabra, cocida con miel, y tibia, ponerla en el dolor del lado, o paños mojados en ello;
  • ò beba en un huevo peso de un real de polvos de Incienso (halo de tomar dos ò tres veces, para ver el efecto, y raíces de hinojo, majadas, y destempladas en vino, y como emplasto; y si duele el hombro, también es dolor de costado;
  • ò untar aceite de aparicio en el lado, ò estiércol de caballo (podrido) ò mula, frito en aceite, y ponerlo en la parte, caliente:
  • ò una cebolla colorada, majada, y puesta en el lado, que la tenga tres horas; y limpia la parte, untar trementina, y miel de abejas y despolvorear polvos de romero, y incienso:
  • ò untar con aceite de manzanilla, y ponerle encima una hoja de veleño, y fajarle: que beba cocimiento de cardo santo caliente:
  • ò cocer en agua un pedazo de copal blanco hasta que esté blando, y hacer de él una torta, y ponerla en el dolor.
  • Díctamo, bebido en agua, aprovecha para evitar sangrías en el mal:
  • ò amapolas bermejas, secas a la sombra, cuantas se pudieren coger con los tres dedos, echarle en una olla con una escudilla de agua, que dé un hervor, y exprimirlas blandamente, y que beba aquella agua caliente.
  • Aceite de almendras dulces, bebida la cantidad que basta, y untarse con ello, lo quita, y también el dolor del vientre: y es excelente para los impedidos: y bebidas seis onzas, quita el dolor de hijada, y asma, y el dolor de hígado: y echando en los oídos, mezclado con zumo de rábano, restituye el oír, y quita el zumbido: y mezclado con buena lejía, y fuerte, lavándose con ello los cabellos, los enrubia, sin daño de la cabeza: y peinándose con el peine, remojado en este aceite, hace el mismo efecto.
  • Otro. Gipciaca, su zumo bebido, una dragma cada vez, y cada día, por el tiempo que baste, hasta que haga efecto, sirve, y ayuda mucho a este mal, y a las caídas de alto, y al dolor de estomago, y a roturas de los miembros y nervios, que estén intratables; y bebiendo de su raíz una cucharada en vino ò agua, socorre a los enfermos del hígado, y del estomago: y metida en la natura de la mujer, atrae a la criatura del vientre: y exprimido el zumo en una herida, la suelda, y sana: y cura este zumo las llagas que van cundiendo: y estilando en los ojos, los limpia y sana: y abre las apostemas y limpia las llagas: y estilada su raíz fresca por la alquitara, quita las calenturas eficazmente, como se ha experimentado en el Hospital de Huaztepec: y asimismo la tal agua, y mejor el zumo, lavando, ò votando las manchas del rostro, las quita y limpia: y finalmente bebido, quita las lombrices.
  • El trébol para dicho dolor es excelente, y también para la retención de orina, para la gota coral, y mal de madre; y dase a beber a las tercianas tres onzas, y a las cuartanas, cuatro.
    Nota. Si el dolor de costado es legitimo, que se conoce por el esputo sanguinolento, pulso duro con calentura, y el dolor pungente: el más eficaz remedio, son las sangrías. Si no es verdadero, sino causado de flujo de humor flemático, son apropósito los remedios que trae el Autor, mas en el verdadero no convienen , porque aumentarán la inflamación. Salcedo.
This entry was posted in Remedios. Bookmark the permalink.

Leave a Reply